1989-1992: el comienzo del viaje a lo que hoy ha llegado a ser el Hotel Esperas fue lleno de piedras, en sentido figurativo  y literal también.

Historia del Hotel Esperas

Empieza un Cuento en la Isla de Santorini

1989-1992: el comienzo del viaje a lo que hoy ha llegado a ser el Hotel Esperas fue lleno de piedras, en sentido figurativo  y literal también.  Los tesoros escondidos de la naturaleza en Santorini vuelven imposible que las máquinas pesadas puedan excavar en el acantilado. Como se dice, el Hotel Esperas no se construyó en un día.  Nuestra historia empieza en el 1989 cuando Ía de Santorini era todavía “primitiva”, con su tierra virgen, nunca tocada. Un doctor, obstétrico  y ginecólogo, y su mujer, que era dentista, decidieron comprar un terreno en Ía. Ambos provenían de islas griegas y estaban acostumbrados a la vida de las islas y sus aspectos particulares. Sin embargo, las colinas empinadas que se encuentran en la Caldera de Santorini son únicas, y un buen amigo local suyo les propuso la zona que luego se volvería el Hotel Esperas (fundado en el 1992).  Los límites del terreno no se marcaban de modo claro, el acceso era inexistente y los dos propietarios podían ver nada más una cuesta rocosa. Además de todo, se les decía que podría haber unas cuevas en la zona, pero no estaba seguro por nada.  En algún momento volvieron a su propiedad y empezaron a excavar, ¡descubriendo cinco cuevas! La idea de una casa en la cueva para la familia fue abandonada y el sueño de un hotel pequeño en la isla de Santorini tomó su lugar.De repente su presupuesto cambió dramáticamente.

El alojamiento requería mucho trabajo duro y un plantel de trabajadores muy fuerte. Todo, de las piedras a las herramientas, se traía a la obra y salía de ahí a mano. Hasta hoy el uso de maquinaria pesada queda fuera de toda discusión  debido a la cuesta empinada y los aspectos geológicos del terreno.  El Hotel Esperas original abrió sus puertas por primera vez en el 1992. ¡Entonces era uno  de los 3 hoteles en Ía! El nombre “Espera” es una palabra griega antigua que significa la tarde. El nombre del hotel nació del momento afascinante en que la puesta del sol extendía sus colores por toda la  Caldera.  El Hotel Esperas hoy  Tres años más tarde, en el 1995, los propietarios decidieron extender su  hotel comprando la propiedad vecina, ¡sólo que ahora el precio que se pedía para comprar el otro terreno (más pequeño) era el doble de lo que habían pagado para el original! Pasaron 2 años más y en el 1997 la parte nueva del hotel se terminó.  El Hotel  Esperas ha cambiado de lo que conocieron sus primeros visitantes en el 1995, con más casas de cueva, ajustes y expansiones, además de la piscina hermosa. Mientras tanto, los doctores tuvieron una hija, llamada Julia. Julia se graduó de la Facultad de Hotelería de Losana y dirige el hotel desde el 1999.  Hoy día el Hotel Esperas domina el acantilado que antes consistía de piedra maciza y se ha vuelto sinónimo de Santorini, ofreciendo vistas únicas en el mundo hacia el mar y la puesta del sol, días relajantes y noches tranquilas a todos sus visitantes.